Seguidores

viernes, 3 de noviembre de 2017

POEMARIO: DE REGRESO A MI INTERIOR (71) "YO ME LLAMABA LIBERTAD"



..."Podrán cortar todas las flores,
pero no podrán detener la primavera"...

                                          (Pablo Neruda)






YO ME LLAMABA LIBERTAD
(Pobre pueblo desmemoriado que no sabe a dónde va)


Miro hacia los cristales,
por donde entra la sucia luz de un nuevo día,
a través de la mugrienta lente de la realidad.

La ventana está cerrada
con su reja de cuadritos,
que impiden que se me escapen
mis ideales a gritos.

Y ahora dime abanderado...

¿De qué sirve tu mástil y tu trapo,
si fuera la gente continua siendo
desahuciada de sus casas, de sus ideas,
mientras una clase rica y raccionaria
a semejanza de los antiguos burgueses,
juegan al Monopoly con las vidas 
de los descamisados miserables
que rebuscan entre los cubos de basura?

Dime...tu que tienes tu pesebre lleno a rebosar...

¿Ha merecido la pena tanta fútil algarabía
que termina en el mismo conflicto de siempre;
bastos y espadas midiéndose las fuerzas
sobre las cabezas y los cuerpos de los inocentes
por mor de unas ideas,
de unos ideales de patria;
de un régimen ya viejo y caduco
destinado a desaparecer?

Dime tu...cobarde...

Tu que eres tan duro con los de tu pueblo,
¿Por qué eres tan servil;
tan ferviente besamanos, 
con los que nunca han pisado esta tierra?...
Como sabes, ésos nunca han comido de mi plato;
no han trabajado a mi lado;
no han llorado conmigo
ni sangrado roja sangre como yo...

Pobre ingrato...

Muerdes la mano de las gentes que te alimentan,
y como una alimaña...al amparo de lo oscuro,
tratas de arrebatarme mis gallinas
entrando por los huecos de la ley,
para llevarte mi casa y hacienda;
para robarme la vida, los ideales,
cual zorro arraposado.

Dime tu...

A ti que te llaman "payo",
si ya te has quedado a gusto pisoteando
los sueños libertarios 
de tu propio pueblo,
con la bota opresora de la cruz
tatuada bajo tu axila...

Respóndeme...Traidor...

Tu que pisas el sagrado suelo
de esta tierra que fue abonada
con la sangre de miles de inocentes.
...¿Cómo osas mancillar mi tumba?...
...¿Cómo osas perturbar mi descanso?...
Tu me enterraste aquí con tus sucias manos.
¿Recuerdas?...
No te atrevas a tocar con ellas mis ideales,
que pese al tiempo siguen
inmaculadamente puros...

Ahora yo te maldigo...

Yo te maldigo hasta la cuarta generación
y te condeno a vagar sin rumbo hasta tu muerte,
por los helados páramos, cada noche
hasta el fin de los tiempos,
sin hallar hogar ni lumbre
donde calentar tus pies,
hasta que sangrantes se te revienten de sabañones,
perdido entre el tiempo y la historia.

Yo te condeno a pasar hambre...
A pasar frío...
A tener necesidad...
A estar enfermo y no hallar quién te sane.
A que se te olvide cómo leer; cómo escribir,
y tengas que dibujar tu historia
sobre la arena de la playa.
...Yo te condeno al olvido...

Tal vez yo no lo vea porque ya esté muerto...

Muerto como la paloma.
Como Unamuno.
Muerto como Federico...
Como Rafael...
Muerto como Neruda;
como Miguel, que se me murió 
en una mísera celda en Alicante...

Muerto como el futuro,
como la esperanza,
como el anhelo,
como el sueño.
Como los juegos de los niños;
como la sabiduría de los maestros...

Y dime ahora "payo", si mereció la pena.
Dime si todo resultó "satisfactorio"
para quien maneja tus hilos
de patética marioneta
del poderoso...
Del opresor...
Del sátrapa que encierra las ideas
detrás de los barrotes.



Hace ya mucho tiempo...
...Yo llevaba una túnica tricolor....

¿Recuerdas mi nombre...

...Yo me llamaba libertad...

                                            (c) (J.J. 2017)







lunes, 23 de octubre de 2017

POEMARIO: DE REGRESO A MI INTERIOR (70) "LA JUBILACIÓN DE DIOS"

LA JUBILACIÓN DE DIOS



Bájenme a Dios de su pedestal,
que quiero decirle dos cosas.
O los curas son idiotas,
o él no los supo enseñar.

Comprendo que son muchos años
dirigiendo la civilización,
pero visto lo que veo
...¿Por qué no una jubilación?...

Deje paso a los más jóvenes,
a nuevas generaciones
que defienden al necesitado
o al pobre, de corazón.

Y no se aferre a su sillón
-como hacen los políticos-,
que después de que se vaya,
le quedará una pensión.

O si no, cierre "el negocio".
-Cerrado por jubilación-,
y váyase con los del IMSERSO
a La Manga del Mar Menor.

Que la cosa "está mu fea"
y habrá reestructuración,
con muchos ERES temporales,
y muchos más de extinción.

Ya estás viejo, Señor mío
para tanta "globalización".
Te quedaste en Las Cruzadas
con su mensaje de odio y terror.

Hazme caso, viejo sabio...
Tu era ya se acabó.
Ahora dirigen el mundo
los desfalcos y la corrupción.

Políticos descastados,
que son a cual más ladrón.
Cuyo "credo" sacro-santo,
es sólo llenar su "bolsón"...


PD: ...Manda una postal...


                               (c) (J.J. 2017)

lunes, 24 de julio de 2017

POEMARIO: DE REGRESO A MI INTERIOR (69) "Oyendo Llorar a Chavela"


..."Tómate esta botella conmigo,
y en el ultimo trago nos vamos...
Quiero ver a qué sabe tu olvido,
sin poner en tus ojos mis manos"...
                                   (Chavela Vargas)



OYENDO LLORAR A CHAVELA

(O los desvaríos de una tarde de domingo)


Escribo con la pluma
de un poeta descarriado,
letras rescatadas
que no debiera recitar.
Letras oscuras
que hacen pensar al humano,
cuan difícil resulta
por la vida caminar.

Como un clochard
perdido en la urbe;
así de errático 
es mi caminar.
Heredé mi pluma
de un poeta loco,
con cuyas locuras
me debo de inspirar.

Y en mi camino encuentro
letras perdidas aquí y allá.
Ingente labor la mía,
pues debo de volverlas a ordenar
como se ordenan los tomos
en la librería,
de alguna enciclopedia
olvidada y sin usar.

Y mi pluma dispara dardos
envenenados
tintados de negro,
para dibujar
oscuros lamentos
de una mecedora,
balanceándose al ritmo
de un viejo gotán.

Y suena de fondo "Malena"
con su tono tan particular, 
cantándole a un Buenos Aires,
al que jamás volverá.
Y mientras tanto
yo vivo el despojo
de aquel sueño
que no pude realizar,
mientras escucho llorar
a Chavela, porque se ha perdido
...en la gran ciudad...

                                           (c) (J.J. 2017)


Para aquellos/as que deseeís ver esta obra en su versión vídeo-poema, marquen y pinchen en el siguiente "link"

https://youtu.be/V7e00Fa-G_I


POEMARIO: DE REGRESO A MI INTERIOR (68) "La Santa Compaña"



"De la puerta del infierno saca, señor, sus almas
para que descansen en paz"
                                 (Oración a La Santa Compaña)


LA SANTA COMPAÑA

Negra noche.
Noche negra.
Blanca luna.
Luna, lunita, lunera.

La procesión de almas
va por la carretera,
murmurando rezos y lamentos
con murmullo de voz queda.

Con las velas encendidas
van señalando la hilera
de almas vagando sin rumbo
en busca de la paz eterna.

Almas que no tienen rostros,
ni nombres que alguien les diera.
Ni recuerdos olvidados
de recordar quienes fueran.

Ánimas del purgatorio
donde su paz no se encuentra.

Ánimas de madrugada...
Santa Compaña completa.
Procesiones cada noche
de almas vagando en pena.

Hazte a un lado a su paso.
Escóndete...que no te vean.
Santigüate cuando han pasado.
Reza...si te las encuentras,
y corre...corre muy raudo;
lo más rápido que puedas,
y si te las encuentras de frente
échate de inmediato en tierra.

Dibuja una cruz en el suelo
y un círculo en la tierra,
y ponte de inmediato dentro,
rechazando el cirio blanco
si alguna te lo ofreciera.

Y no le temas a la noche.
...Sólo témelas a ellas,
porque son el cierto anuncio
de que la muerte se acerca,
portando su afilada guadaña,
y su larga capa negra...

Ánimas benditas que vagáis
por esta mi tierra celta.
Yo no quiero ese cirio blanco
que anuncia la muerte negra.

Ánimas de la Santa Compaña...
Seguid vuestra oscura senda.
Vagad por la carretera
portando esa cruz tan negra,
para entregarla a otra alma
a la que pronto visitará
la temida muerte negra.

Ánimas del purgatorio.
Santa Compaña gallega.
Proseguid vuestro camino;
proseguid por otra senda.

...Que yo rezaré entretanto
para aliviar vuestra pena...

                                                          (J.J. 2017)