Seguidores

miércoles, 31 de mayo de 2017

POEMARIO: DE REGRESO A MI INTERIOR (67) "La Muerte"

"La muerte no existe, la gente sólo muere
cuando la olvidan; si puedes recordarme,
siempre estaré contigo"

             (Isabel Allende)
        /De su libro "Eva Luna"/





LA MUERTE



La muerte tiene
una capa larga;
los ojos blancos,
los labios negros.

La muerte habla
a gritos sordos
con sus silencios.
Alaridos fatuos
de pobres muertos.

La muerte huele
a lirio podrido,
a sangre seca,
a loba en celo.

La muerte lleva
una guadaña
con filo curvo,
hecha de acero
forjado en las llamas
del mismo infierno.

La muerte sabe ácida;
a puro hierro.
Sabor metálico;
sabor a miedo.
La muerte arrastra
pesadas cadenas
sobre el frío suelo.

Cadenas gruesas;
sordos lamentos
que con sus murmullos
erizan vellos.
Y en su calavera vacía
suenan los ecos
de los lamentos
de los ya muertos.

La muerte invoca desgracia;
velas ardiendo.
Cirios consumidos
por el ígneo fuego,
que derrite la cera
que cubre el suelo...

                                   (c) (J.J.2017)

domingo, 14 de mayo de 2017

POEMARIO: DE REGRESO A MI INTERIOR (66) "Mi Legado"


"Espero haber dejado atrás un legado 
que la gente disfrute; pero lo que quiero decir
no lo puedo predecir."
                       (Robert Duvall)


MI LEGADO

Yo me moriré luchando
en mi guerra particular.
Guerra que se dónde empieza
...pero no dónde acabará.

Porque mi guerra es interna;
-sólo mía, nada más-.
Y es una guerra cruenta
en busca de mi verdad.

Tal vez sea recordado...
Tal vez me olviden sin más...
Tal vez me viertan -como yo quiero-,
en las olas de mi mar.

Mas las letras que yo he escrito
no se olvidarán jamás,
y ese será mi legado
a toda la humanidad...

                                            (c) (J.J.2017)


jueves, 27 de abril de 2017

POEMARIO: DE REGRESO A MI INTERIOR (65) "Nostalgias"

"Cada vez es más fácil 
a medida que se envejece,
ahogarse en la nostalgia"
(Ted Koppel)




NOSTALGIAS


Tengo el alma quebrada
por los recuerdos.
Nostalgias de mi ayer envueltas
en un halo de imágenes veladas
que nunca más volverán.

Los ojos llenos de arboledas.
Los oídos llenos de cantos de pájaros.
Amaneceres con el sol en mi cara.
Sueños, oyendo a los grillos cantar.


Mis sentidos llenos de castaños.
Mi boca con el sabor de las manzanas,
los higos, los melocotones,
las ciruelas amarillas.

Tengo nostalgias de casa.
De aquella soledad
en la que viví siendo joven.
Tengo ansias de regresar.

¿Dónde estará mi casa?
La casa donde yo nací
rodeada de frutales
y cerezas carmesí.

Mis paseos por las tardes
por los caminos de allí.
Mis amigos de la infancia
allí donde yo crecí.

Mi bicicleta oxidada
-seguro que no está allí-.
Mis deportivas, mis botas.
Mi hermano, al que un día perdí.

¿Dónde estará mi familia?
-No la veo por aquí-.
Ni siquiera leen mis poemas.
-¿Para quién los escribí?-

¿Qué habrá sido de mi huerto,
de mi casa y mi jardín?
¿Dónde estarán mis recuerdos?
¿Qué habrá sido ya de mí?

                         (c) (J.J.2017)

domingo, 23 de abril de 2017

POEMARIO: DE REGRESO A MI INTERIOR (64) "La Letra Perdida"

"El cobarde solamente amenaza 
cuando se encuentra a salvo"
                  (Wolfgang Goethe)



LA LETRA PERDIDA
/O de cómo volverse loco porque si/



Soy un payaso sin su circo,
un pintor sin su pincel.
Una caricatura de mi mismo,
un poema tatuado en mi piel.

Un inglés sin su paragüas
a la hora de tomar el té.
Un Yankee sin sus cañones.
Un crótalo sin su cascabel.

Soy un recuerdo de antaño,
aquello del "ser o no ser".
Un gato desamparado
a quien nadie da de comer.

Un perro de aguas mojado.
Una guinda sin pastel.
Un guerrero que ha desertado
de la batalla del ser.

Y no me arrepiento de nada,
-no se vayan a creer-.
No me arrepiento de nada;
sólo de lo que dejé sin hacer.

Soy una mente agotada
por ser quien no quiero ser;
por lidiar en mil batallas
sin saber muy bien por qué.

Soy un sombrero de copa;
una copa de whisky escocés.
Un escocés sin su falda.
¿Qué más pudiera yo ser?.

Soy un juguete roto.
Una mesa sin mantel.
Un plato de porcelana
que se rompió sin querer.

Soy un hombre con su almohada
con la que suelo tener,
absurdas conversaciones
al filo del anochecer.

Soy yo...Soy ése.
Soy ése que acaricia tu piel,
que cada día amanece
sin querer amanecer.

Soy esa letra perdida
que le falta a tu papel,
para terminar ese poema.
...Ese poema que está a medio hacer... 


                                            (c) (J.J. 2017)

lunes, 3 de abril de 2017

POEMARIO: DE REGRESO A MI INTERIOR (63) "Ecos de un Llanto"

"Lloraba con los ojos en alto,
sin pasarse las manos por la cara,
lloraba con orgullo"
                                   (Duque de Rivas)




ECOS  DE UN LLANTO
(O el día a día de un loco deprimido)

/ Inspirada en el tema "Tiempo y Silencio" de Cesária Évora /


Una casa desierta,
que alguien abandonó.
Noches oscuras,
sin su puesta de sol.

Un jilguero enjaulado,
que no puede volar,
que cada noche,
vuelve triste a trinar.

Silencio denso.
Ecos de un canto.
Nubes oscuras,
presagian llanto.

Una jaula de hielo,
que me impide escapar,
es mi frontera;
sueños o realidad.

Silencio denso.
Ecos de un canto.
Nubes oscuras,
presagian llanto.

En mis noches no hay luna,
que alumbre mi soñar,
y vago a oscuras,
con mi triste cantar.

Silencio denso.
Ecos de un canto.
Noches oscuras,
presagian llanto.

Mis jornadas son grises,
como el duro acero.
Noches sin día;
días sin ocaso.

Dos mil noches en vela,
sin que pueda dormir,
atrapan mi mente,
mas yo quisiera huir.

Silencio denso.
Ecos de un canto.
Noches oscuras,
presagian llanto.

...Ecos de un llanto...


                                  (c) (J.J. 2017)

                                         

jueves, 16 de marzo de 2017

POEMARIO: DE REGRESO A MI INTERIOR 62 "La Pesadilla de un Insomne"

"En esta época de locos
nos faltaban los idiotas"
                          (Franco Batiatto)




LA PESADILLA DE UN INSOMNE
(o de cómo querer...y no poder)



Otra noche sin dormir.
El universo de estrellas

cae sobre mi cabeza

como losa de granito,

aplastando sueños,
esperanzas, ilusiones
y anhelos.

Vivo en la oscuridad
lo que en la luz no puedo,
y mi mundo se reduce
a un folio en blanco y negro.

Gatos pardos cruzan ante mi
en peligrosa carrera,
bordeando la línea que separa
el mal, de la legalidad.

Se inclinan a uno u otro lado
según convenga
sin más escrúpulos que los de
no llevarse pulgas entre su pelaje.

Y ríen..ríen a maullidos
enseñando sus infames colmillos,
tras tener su obra terminada
desde la seguridad de otra esquina
tan oscura como su alma.

Y entretanto la mía llora.
Llora desesperada
por la impotencia de ver
cómo se comen mi día a día
convirtiéndolo en un negro mar
repleto de pesadillas y agonías.

...Daría tanto por poder dormir...
                                                                   (C) (J.J.2017)

jueves, 23 de febrero de 2017

RECUPERANDO VIEJOS RECUERDOS "El Beso de La Lluvia" (Vídeo youtube)

RECUPERANDO VIEJOS RECUERDOS  "El Beso de La Lluvia"



Hace unos años escribí estas letras y una amiga escritora se las pasó a otra amiga suya que hace montajes de vídeo.
Esa persona tomó mis letras,  y con ellas creó...esta cosa tan bonita que acabo de rescatar de mi "baúl de los recuerdos".

Se titula El beso de la lluvia.

Espero que os guste.


martes, 14 de febrero de 2017

POEMARIO: DE REGRESO A MI INTERIOR (61) "PARANDO TODA UNA VIDA"




"Un hombre se vuelve viejo,
cuando los lamentos ocupan
el lugar de los sueños"
             
                                (Oscar Cellini)




PARANDO TODA UNA VIDA
(O el empeño en recordar)

/Inspirada en el tema "Cerrado por Derribo" de Joaquín Sabina/




Ese cajón vacío
sin esperanzas.
Esa naranja partida
por la mitad.
Ese jardín que no tiene
ya flores,
ese mal de los amores,
que nos hace delirar.

Esa estación de trenes
abandonada.
Esa taquilla de cine
"sesión especial".
Ese tambor que era
de hoja de lata,
ese sueño que se escapa
sin hacerse realidad.

Una taza de amores
medio vacía.
Una alacena raída
por tanta edad.
Unos besos que saben
a despedida,
que echan sal en mis heridas
para que me escuezan más.

Esa ciudad sin nombre,
desconocida.
Ese camión vacío
sin qué cargar.
Esa copa de nata
sin chocolate,
ese tren sin su viaje,
esa botella de "champán".

Ese túnel de metro
ya sin salida.
Ese hoyo del que no saldré
jamás.
No existe remedio 
"pa" mis heridas,
y cuantas más letras escriba,
hacen que me duelan más.

No necesito curación,
ni Valium ni el Trityzol,
sólo quiero un abrazo de despedida.
No espantes a mi inspiración,
no muevas las agujas del reloj,
deja que pare el tiempo
toda una vida.

                                 (c) (J.J.2017)